GRACIAS. GRACIAS A TODOS: Primer objetivo cumplido

Queridos amigos, queridos todos:


Después de dos años intensos de trabajo, de emociones, alegrías y lágrimas. Después de todo este tiempo en el que nos habéis acompañado de tantas maneras: con vuestros hombros apoyándonos y vuestros oídos escuchándonos, con vuestras piernas para correr a nuestro lado, con vuestras donaciones para hacer posible un futuro mejor para nuestro hijo… Os queremos volver a decir: GRACIAS.


Gracias porque desde que iniciáramos este viaje de luchadores hemos aprendido muchas cosas.

Que la vida la tejen esos pequeños héroes diarios anónimos, que nadie conoce, abuelos (¡ay los abuelos de Leo!) padres, madres, sobrinos, amigos…

Y que por difícil que algo parezca, sólo el cielo es nuestro límite.  

Y ahora sí, os contamos…

Por fin nuestro viaje tiene ya un destino: USA y una fecha: el 3 de agosto. Allí en el Sinai Hospital de Baltimore, en el Rubin Institute of Advanced Orthopedics, a nuestro hijo le practicarán una cirugía llamada rotatioplastia, por la cual el pie de Leo hará las veces de rodilla, permitiéndole tener una pierna con una funcionalidad y eficiencia mucho mayor que si se procediera a una amputación.  

Los que nos seguís desde el principio y nos conocéis, sabéis que este no era el plan inicial, ya que el tratamiento que se consideró mejor para el caso de Leo consistía primero en una cirugía de cadera y después operaciones consecutivas con el fin de alargar su extremidad.

Pero aquí viene otro de nuestros aprendizajes.

Y es que la vida es un imprevisto constante, algo que Leo nos enseña  día a día y que ya descubrimos en aquella ecografía de hace algo más de dos años. La vida es eso. A veces te sorprende para bien y otras te hace reír y llorar a la vez.

Eso es exactamente lo que sentimos nosotros ahora mismo. Muchos ya sabéis que las  cosas no han salido como esperábamos y que la evolución de Leo y sus diagnósticos han sido peor de lo pronosticado inicialmente. De ahí que ahora el mejor tratamiento para Leo sea esta cirugía.

Por ello estamos de verdad muy satisfechos. Porque sabemos que esta operación será el inicio de un viaje de vida mucho mejor para nuestro hijo.

¿Queda camino por recorrer? Claro, muchísimo. Después de la operación fisioterapia, rehabilitación, revisiones… ¡Pero allá vamos! Porque somos unos luchadores.


Con lo que hemos conseguido gracias a todos vosotros y con nuestro esfuerzo personal, esperamos poder sufragar los costes de los tratamientos de Leo en Estados Unidos. Así que desde nuestra asociación Lucha con Leo finalizamos todas las campañas de recaudación que veníamos realizando con la  recogida de tapones, eventos, donaciones, entre otras.

Gracias a todos los que lo habéis hecho posible, entidades y empresas, organizaciones, medios de comunicación que nos habéis dado voz, personalidades públicas. Y vosotros. Nuestros pequeños héroes.

Por supuesto, la ONG no para, nació con el objetivo de ofrecer el mejor tratamiento y futuro a nuestro hijo, pero también para ser una plataforma de ayuda, asesoramiento y divulgación para  todas aquellas familias que se encuentren en la misma situación que nosotros.

Nunca pensamos que llegaríamos hasta aquí. Y aquí estamos. Felices y nerviosos a la vez. Pidiéndoos que de nuevo os quedéis con nosotros, que nos acompañéis y que nos sigáis a través de nuestras redes y de www.luchaconleo.org donde os contaremos cómo está  yendo todo.

Gracias por vuestra energía y por tanto amor. Estamos seguros de que la sentiremos el próximo 3 de agosto.

Llevamos la maleta muy cargada y muy ligera a la vez porque os llevamos en el corazón.


¡Gracias luchadores, seguimos!

 Los papás de Leo

Comments